Proteger tus dispositivos móviles

Proteger tus dispositivos móviles: Son muchas las medidas que se pueden llevar a cabo a la hora de mantener a salvo nuestro dispositivo.  Decantarse por unas u otras depende de qué queramos salvaguardar. Mantener alejados los virus debería ser una prioridad.

Hackear” un móvil es mucho más sencillo de lo que la gente piensa. Solo hace falta meterse en Google y descargarse Mobile Spy, Spyera o Flexispy. Cada año se crean miles de programas maliciosos para móviles y tabletas. De los 6.000 virus que se conocían en enero de 2012 para el sistema operativo Android, se superó a 40.000 a final de año. El sistema operativo iOS de Apple tampoco se libra de este mal, aunque en menor medida. Sin embargo, a pesar de la creciente amenaza, según un informe de Spam Fighter, más de la mitad de los usuarios no ha instalado nunca un antivirus en sus dispositivos.

Protege tu dispositivo de virus

Actualmente la mayoría de malware procede de SMS, programas publicitarios y, sobre todo, la descarga de aplicaciones. Para saber si una app es maliciosa recomendamos utilizar Conan (para Android). Una vez descargada, esta herramienta indica si se tiene instalada alguna aplicación maliciosa, verifica si están correctamente actualizadas las que tenemos y comprueba si la configuración del dispositivo es correcta.

Protégete frente a las wifis públicas

En numerosas ocasiones hemos hablado del peligro que conlleva conectarse a una wifi pública ya sea desde un PC, smartphone o tablet. Cada vez más usuarios utilizan este tipo de redes en centros comerciales, hoteles o aeropuertos para mirar correos. El problema es que estas conexiones no son seguras ya que nos estamos exponiendo a un problema cibernético casi invisible y que además está creciendo.

Cuando se utiliza una wifi pública lo más aconsejable es no meternos en sitios en los que tengamos que incluir nuestra información personal. Además, es recomendable utilizar una conexión SSL o protocolo de capa de conexión segura (https). Para esto es necesario escribir en la barra de dirección https:/ / seguido del nombre de dominio antes de visitar cualquier página web. Cuando la página se carga, debemos comprobar que el certificado utilizado para el cifrado es válido y nos remite a la página web auténtica.

Por último, es recomendable desactivar la opción de nuestro dispositivo móvil que conecta automáticamente a una wifi. De esta forma evitamos que se conecte sin que nos demos cuenta.

Cómo blindar tu información frente a terceros

Uno de los mayores riesgos que tiene las tabletas y los teléfonos móviles es el riesgo de perderlos o de que nos los roben. Para no extraviar los datos lo mejor es hacer siempre una copia de seguridad periódicamente en la nube. Por su parte, para impedir que nadie tenga acceso a los mismos existen otras medidas.

La primera es bloquear el terminal. Puede parecer obvio pero según Consumer Reports, citados por LifeHacker, el 39% de los usuarios en EEUU no instala ninguna contraseña en su teléfono móvil. Hacerlo es muy sencillo. En un Android hay que acudir a Ajustes, Seguridad y después Pantalla de bloqueo. En iOS a Ajustes y Bloqueo automático, además de Ajustes y Touch ID (en el caso de los iPhone que dispongan de huella dactilar), y código.

Por otro lado, también desde Ajustes, Seguridad y Cifrar dispositivo en los Android  se puede encriptar desde cuentas hasta aplicaciones  o datos multimedia. Con esto conseguimos que, en el caso de que nuestro móvil caiga en manos extrañas, no puedan acceder a los datos. Una vez cifrado el móvil, el usuario necesitará una contraseña adicional para descifrarlo cada vez que lo encienda. Hay que tener en cuenta que para hacerlo se necesita que la batería supere el 80% o esté conectado a la red.

Además, tanto en iOS como en Android se puede activar el doble factor de autenticación. Esta es una de las medidas de seguridad gratuitas más importantes que podemos llevar a cabo para protegernos frente a posibles ataques. Si lo activamos, cuando iniciemos una sesión en cualquiera de nuestras cuentas el servicio nos enviará una contraseña al móvil. Solo después de introducirla podremos entrar. Esto es pesado,  pero dificulta mucho que vulneren nuestra cuenta porque necesitarán también habernos quitado el teléfono móvil.

¿Cómo recupero mi móvil o tableta perdido o robado?

Si has perdido o te han sustraído el dispositivo, recuperarlo es complicado, ya que no existe ninguna herramienta que te garantice recuperarlo, pero sí existen medidas para bloquearlos o ponerle las cosas más complicadas al que lo tiene.

Además de los conocidos Find my iPhone y Where’s my droid que sirven para geolocalizarlos cuando están conectados a internet, existen aplicaciones de pago que permiten llevar a cabo acciones tan avanzadas como borrar a distancia el contenido, bloquearlos, localizarlos mediante la antena de telefonía móvil, emitir alertas o incluso tomar instantáneas cuando los están utilizando con el fin de fotografiar al que lo haya sustraído.

Entre las muchas que destacan se encuentra Cerberus. Se trata de una aplicación que geolocaliza el dispositivo y también dispone de alarma. Además, permite bloquearlo, borrar su contenido, enviar mensajes de alerta al ladrón, obtener un registro de llamadas y SMS enviados e incluso tomar fotos y grabar audio.

Leave A Comment