Salvar los datos almacenados

Que el disco duro del ordenador se dañe es algo que puede ocurrir y con ello la perdida de datos, algo que para muchas personas supone gran cantidad de horas de trabajo perdido.

Para que no cunda el pánico, te mostramos algunas alternativas para intentar repararlo.

1. Prevención: haz copia de seguridad de los datos más sensibles: Los últimos sistemas operativos del mercado cuentan con herramientas para realizar copias de seguridad automáticas del ordenador. Esta copia de datos es primordial en caso de pérdida de la información. Pero en el caso de querer almacenar imágenes, vídeos o documentos en un disco externo para su seguridad, existe un dispositivo que debemos tener en cuenta, un NAS,que permite hacer copias de seguridad en red y compartir contenidos dentro de los hogares o también, podemos montar dos discos duros en una sola caja externa mediante una configuración RAID.

2. Verificar y reparar el disco de forma periódica: Uno de los problemas más habituales con los discos duros es que algunos sectores del disco fallen. Por este motivo, en caso de notar un mayor ruido, calentamiento del disco o una caída en el rendimiento general del sistema, es recomendable utilizar una herramienta de verificación de los discos. Tanto Windows como Mac cuentan en el sistema operativo con “ScanDisk” y “Utilidad de Discos” respectivamente, para realizar esta tarea. Otra aplicación recomendable para el sistema operativo Windows es “TestDisk”. Esta aplicación dispone de diferentes opciones para recuperar particiones borradas o el arranque del disco.

3. Qué hacer en caso de que falle el disco duro interno: En caso de un mal funcionamiento del disco duro, la única forma de poder repararlo es arrancando el ordenador desde un CD/DVD, USB o desde una red. En Windows, se puede intentar arrancar el disco pulsando F8 para entrar en modo de reparación del sistema o “en prueba de fallos”. Si esto no funciona, se puede intentar arrancar el sistema desde un dispositivo externo. Para ello, según el ordenador, es necesario acceder a la BIOs para cambiar el orden del sistema de arranque. Otra opción para usuarios con el sistema operativo Windows consiste en reparar los sectores defectuosos mediante la aplicación “Hiren’s Boot”.

4. Reparar el disco mediante sofware: Existen algunas aplicaciones tanto para Windows como para Mac Os X que permiten recuperar información de sectores defectuosos del disco duro. En Windows, una de las utilidades más destacadas es “HDD Regenerator”, que permite recuperar datos defectuosos de un disco. En ordenadores Mac, existe “DiskWarrior”.

5. Antes de tirar el disco: Si el problema de un disco duro mecánico es de hardware, se pueden utilizar algunos métodos domésticos de recuperación. Estos métodos no siempre funcionan y deben ser tomados como un último recurso antes de dar el disco por perdido. En primer lugar se puede intentar congelar el disco. Muchas veces los problemas de los discos duros se deben al sobrecalentamiento del mecanismo interno, compuesto por diferentes platos que se dilatan. Aplicar frío en el congelador durante doce horas y tener el disco dentro de una bolsa hermética, para que la humedad no le afecte, puede hacer volver el plato a su sitio y con ello que el disco duro vuelva a funcionar. Otra opción consiste en cambiar el disco duro de sitio, como ponerlo boca abajo o lateralmente y realizar de nuevo la comprobación.

Leave A Comment